ImpacteAgenda
  • Imprimir

El Palau Robert presenta l’exposició fotogràfica “Joana Biarnés. A contracorrent”

Joana Biarnés presenta una selección de 90 fotografías de su amplio archivo fotográfico que muestran la España de la postguerra civil con posiciones inmovilistas y muy masculinizadas, en una exposición en el Palau Robert de Barcelona. Las fotografías corresponden a la época en la que Joana Biarnés trabajó en el diario de la tarde ‘Pueblo’, desde 1963 hasta el 1973.

02/12/2017 09:12
biarnes

La exposición "Joana Biarnés. A Contracorriente", comisariada por el fotógrafo Chema Conesa y producida por la promotora cultural La Fábrica cuenta con el apoyo de la Fundación Photographic Social Vision y se podrá visitar del 27 de octubre al 2 de abril, en el Palau Robert.

Joana Biarnés (Terrassa, 1935) es la primera fotoreportera del periodismo catalán y español que fue ‘a contracorriente’, con valentía en una época de pensamiento único. Su legado fotográfico, que va desde el deporte hasta el reportaje social pasando por accidentes y catástrofes, muestra una etapa clave del siglo XX: los años de la España triste y empobrecida del franquismo y de los inicios de la democracia, con aspiraciones de libertad y obertura de una sociedad que recuperaba la ilusión. La mirada fotográfica de Joana Biarnés captó a esa sociedad cambiante y a los personajes más representativos en situaciones naturales y sorprendentes.

"A contracorriente" podría ser, no solo el título de la exposición, sino el espíritu que define la manera de vivir de Joana Biarnés, apasionada por una profesión que en su época ejercían únicamente los hombres. Supo luchar contra todas las adversidades: en los partidos de futbol donde se la increpaba por ser mujer e ir con falda, motivo por el que se la quiso expulsar alguna vez del campo de futbol; consiguiendo el billete de avión en el que viajaban los Beatles a Barcelona o subiendo por el montacargas hasta la planta del hotel Avenida Palace reservada para el grupo, y así poder llegar hasta su suite, donde Ringo Starr le abre la puerta, y consigue pasar tres horas con los componentes la banda.